Podología

podologa
¡Hola! Soy

Ana Belen Ivars

Podóloga
‘Considero que dedicarse a lo que uno ama es una prioridad para ser un gran profesional. Es por ello que la formación y la experiencia son esenciales en mi día a día para ofrecer el mejor servicio a mis pacientes’.

Además de perfeccionista en la vida y en el trabajo, soy una persona en constante evolución. Especialista en podología deportiva y actualmente cursando un máster, el éxito de mis tratamientos está en la satisfacción de mis pacientes. Amante del deporte y de la vida activa, asesoro a mis clientes en la elección del calzado idóneo para su práctica deportiva además de realizar estudios biomecánicos que nos permiten detectar posibles futuras lesiones.

Otro de los tratamientos en los que más disfruto de mi profesión es en la quiropodia: tan simple y tan agradecida en pacientes geriátricos.

Formación:

  • Graduada en podología por la Universidad Católica de Valencia.
  • Nanomáster en Exploración biomecánica y técnicas de análisis de movimientos humanos en podología por la Universidad Miguel Hernadez.
  • Nanomáster en Peritación podológica por la Universidad Miguel Hernandez
  • Actualmente cursando un Máster en Podología Clínica Avanzada por la Universidad Cardenal Herrera CEU.

Especialidades:

  • Quiropodología: Tratamiento de las afecciones de la piel (callosidades, durezas, etc.) y de las uñas (encarnadas, engrosadas, etc.)
  • Ortopodología y Biomecánica: Exploración de la marcha, ortesis plantares a medida (plantillas), ortesis de silicona (separadores, correctores, etc.)
  • Patologías del pie: Pie doloroso (metatarsalgias, espolón, neuromas, etc.), pie reumático, pie diabético (prevención, úlceras, etc.), infecciones (hongos, papilomas, etc.)
  • Cirugía del pie: Uña encarnada, juanetes, dedos martillo, espolón, corrección de deformidades del pie, etc.
  • Podología deportiva: Trata la patología desde el punto de la biomecánica, realizando estudios de la marcha y análisis posturales en estática y en movimiento ya sea andando o corriendo.
  • Podología infantil: Trata la patología en niños y niñas y guía para su favorable evolución para evitar futuras patologías crónicas en la edad adulta, ya que es el mejor momento para corregir cualquier tipo de deformidad biomecánica.

¿Cuándo acudir a un podólogo?

  1. Lesiones en pies, tobillos, rodillas, o dolor en articulaciones al caminar.
  2. Pies planos o cavos, dedos en garra.
  3. Para la utilización de plantillas o calzado ortopédico
  4. Molestias en los pies o al caminar en la tercera edad.
  5. Callos o durezas.
  6. Diabetes o uso de sintrom
  7. Uñas encarnadas, exceso de sudoración o infecciones.